Iniciativa Emblemática: Fondo de Yucatán

 

El Fondo de Infraestructura para países de Mesoamérica y el Caribe (Fondo de Yucatán) es el principal instrumento mexicano para la cooperación financiera. Fue establecido en 2011 y ha sido operado desde 2012.

 

$129.7 millones de dólares para 16 proyectos en 11 países de la región, apoyando iniciativas de infraestructura que fortalezcan la conectividad y el desarrollo económico de la región.

 

83% de los recursos del Fondo de Yucatán se han asignado a Centro América y 65% del total de los recursos invertidos han sido utilizados en proyectos de modernización de carreteras y puentes de la Red Internacional de Carreteras Mesoamericanas (RICAM), incluyendo carreteras del Corredor Pacífico, por donde circula 95% del comercio de la región.